miércoles, 3 de diciembre de 2014

Triunfo Arciniegas / Diario / Con Chespirito en Guadalajara


Con Chespirito en Guadalajara, 2006
Triunfo Arciniegas
Con Chespirito en Guadalajara
Medellín, 2 de diciembre de 2014

Conocí a Roberto Gómez Bolaños en el año 2006. Hice una fila de tres horas en la Feria del Libro de Guadalajara para que me firmara sus memorias. En México tengo amistades que lo detestan por sus ideas políticas, un bulto de anzuelos que no he querido explorar. Medio mundo se burlaba de la dicha que me daba su autógrafo. A una amiga mexicana que tiene la firma de García Márquez en "Cien años de soledad", la sorprendí con mi libro de Chespirito y casi se muere de la risa. Respeto y sobre todo amo la obra de este hombre y me parece admirable que sus personajes ya tengan medio siglo y sigan fascinando a los niños. Unos niños cuyos padres no habían nacido cuando Chespirito se inventó el cuento. Este apodo, que significa “Pequeño Shakespeare”, le cae de maravilla. Pequeño, es cierto, pero al fin y al cabo un “Shakespeare”.


1 comentario:

Sebastián Pineda Buitrago dijo...

Me solidarizo con tu indignación, Triunfo (nombre con el que hubiera bromeado RGB). Asistí al estadio azteca en el Df, el pasado domingo, como si se hubiera muerto un pariente, pues a Chespirito lo dejamos entrar a nuestros hogares desde siempre. Y lloré -lloré por el desdén, por tanto odio de cierta gente, por quienes reniegan y obscurecen el chiste de la vida. Aquí mi crónica de sus funerales: http://motivosdeproteo.blogspot.de/2014/12/cronica-de-los-funerales-de-chespirito.html