viernes, 12 de diciembre de 2014

Casa de citas / Liv Ullmann / Bergman

Ingmar Bergman y Liv Ullmann
Rodaje de Sonata de otoño, 1978
Liv Ullmann
BERGMAN

Ingmar casi no hablaba, pero nos enviaba constantes señales de humo. Estábamos muy cerca el uno del otro y él me conocía perfectamente. Fue un rodaje extraño, en digital, estaba su inspiración pero no la cámara. El último día de rodaje hubo una fiesta, pero él no fue. Me dijo que quería coger un avión a su isla lo antes posible. Nos dio las gracias al equipo y se marchó. Era su despedida. Él lo sabía, nosotros lo sabíamos.


Liv Ullmann / Bergman no era Dios


No hay comentarios: