lunes, 29 de agosto de 2016

Casa de citas / Philip Roth / La vejez

Philip Roth

Philip Roth
LA VEJEZ

Hacerse viejo es un cambio bastante duro en la vida, no hay nada comparable. Ni te lo imaginas. Ni a los treinta, ni a los cuarenta, ni a los cincuenta. ¿Y qué es lo que no se te puede pasar por la cabeza? Que el tiempo se acaba, que ya no sabes cuántos años te quedan, si cinco, si seis. Sabes que ya no van a ser más de 20. Has llegado al fondo. Y luego están las pérdidas. Un amigo mío murió ayer. Primero has perdido a tus abuelos; después, a tus padres. Ahora pierdes a los amigos. Es duro, es fuerte. Aparte de todo eso, cuando el tiempo se acaba, vas perdiendo las facultades. La memoria, me aterra perder la memoria.

Philip Roth / Las pantallas no han derrotado



DE OTROS MUNDOS



domingo, 28 de agosto de 2016

Casa de citas / Philip Roth / Sobre el adulterio





Philip Roth
SOBRE EL ADULTERIO

Una de las injusticias del adulterio, cuando comparas al amante con el cónyuge, es que al primero nunca le ves en esas circunstancias tediosas, discutiendo por la verdura, o la tostada quemada, porque se ha olvidado de telefonear, porque molesta a alguien o es molestado.


Philip Roth
El engaño
Seix Barral, Buenos Aires, 2009, p. 123







DE OTROS MUNDOS
Philip Roth / Elegía / Reseña
Philip Roth / A golpes de martillo
Philip Roth / Príncipe de Asturias
Philip Roth y Imre Kertész dejan de escribir
Iván Thays / El Nobel no es para hipsters

viernes, 26 de agosto de 2016

Casa de citas / Alfred Kubin / El sueño

Ilustración de Aldred Kubin

Alfred Kubin
EL SUEÑO

El sueño es como un cuadro, pero hay que cuidarse de desmembrarlo de acuerdo a un sistema moral o psicológico para encontrarle una interpretación: es preferible permitirle al espectador que subsista en su genuina pureza simbólica porque la visión visible y creadora es más fuerte y fecunda que su prolijo análisis. 


jueves, 25 de agosto de 2016

Casa de citas / Sashenka García Torres / Un clásico reinventado




Sashenka García
Un clásico reinventado


Los clásicos son tales por su capacidad de pertenecer a todos los tiempos y a ninguno, entre tantos otros atributos mucho mejor explicados y enumerados por gente experta y muy estudiada. Hablar de este tema y pensar en Ítalo Calvino no se presta a equívocos. Es la explicación más lúcida y franca sobre la necesidad de leer los clásicos.

Así pues, si hablamos de cuentos clásicos, de tradición oral y de por siempre jamás, Caperucita Roja es una de las reinas del festín. Cuántas versiones y cuántos estudios. Cuántas miradas e interpretaciones. Hoy los invito a leer la versión de Caperucita Roja de mi querido amigo Triunfo Arciniegas. Lo hago porque es tan irreverente y genial como su autor. Porque he visto las caras de los niños cuando lo escuchan, Porque ya está bueno de quedarnos con una sola cara de la historia. Porque cuántas cosas se pueden hacer en nombre del amor.

El texto forma parte de una antología, perversa y muy divertida, publicada por editorial Panamericana. Un dato: en Web lo pueden conseguir. Si lo leen, ¿me cuentan que les pareció?






miércoles, 24 de agosto de 2016

Casa de citas / Etiopía / Inquilinos de su propio país




INQUILINOS DE SU PROPIO PAÍS

"La constitución etíope considera todas las tierras del país como propiedad del Estado y califica a sus ocupantes de inquilinos."

Carlos Torralba
El País, Madrid, 23 de agosto de 2016
El conflicto que hay detrás de la plata del etíope Lilesa




martes, 23 de agosto de 2016

Casa de citas / Leopoldo María Panero / Los locos son los otros



Leopoldo María Panero
LOS LOCOS SON LOS OTROS


Follar, no mucho mucho. A veces follo con las locas del manicomio. Pero muy de vez en cuando. A mí, los locos me dan pena y asco. La gente que sufre se vuelve muy cabrona. El dolor es una fuente de maldad. Hoy está todo el mundo como una cabra, y me alegra mucho. Los locos son los otros.


David Barba
100 españoles y el sexo
Random House Mondadori, Barcelona, 2009, p. 235





FICCIONES
Casa de citas / Lepoldo María Panero / Mi padre
Casa de citas / Lepoldo María Panero / Poeta
Casa de citas / Lepoldo María Panero / La familia
Casa de citas / Lepoldo María Panero / Virgo
Casa de citas / Lepoldo María Panero / El infierno
Casa de citas / Leopoldo María Panero / Los locos son los otros

DE OTROS MUNDOS

lunes, 22 de agosto de 2016

Casa de citas / Lepoldo María Panero / El infierno

Ilustración de T.A.

Leopoldo María Panero
EL INFIERNO


Todos somos máquinas de sufrir. Yo vivo en el infierno, y en el infierno no hay sexo. Me he follado algunos locos. De una familia como la mía, sólo podía salir bisexual y sadomasoquista. Soy sádico con las mujeres y masoquista con los hombres.


David Barba
100 españoles y el sexo
Random House Mondadori, Barcelona, 2009, p. 236






FICCIONES
Casa de citas / Lepoldo María Panero / Mi padre
Casa de citas / Lepoldo María Panero / Poeta
Casa de citas / Lepoldo María Panero / La familia
Casa de citas / Lepoldo María Panero / Virgo
Casa de citas / Lepoldo María Panero / El infierno
Casa de citas / Leopoldo María Panero / Los locos son los otros

DE OTROS MUNDOS


domingo, 21 de agosto de 2016

Casa de citas / Leopoldo María Panero / Virgo



Leopoldo María Panero
VIRGO


El electricista de la cárcel estaba enamorado de mí. Pero con quien me desvirgué fue con El Lejía, un tipo muy duro de allí adentro. Entré por tráfico de drogas; no tenía mucho más de veinte años. Fue en la cárcel cuando asumí mi homosexualidad. El Lejía me pilló en las duchas, sin testigos. Solamente me sujetó y me dijo:
-¡Date la vuelta!
No me negué. No tuve más remedio que obedecerle. Esa fue mi primera vez.


David Barba
100 españoles y el sexo
Random House Mondadori, Barcelona, 2009, p. 233




FICCIONES
Casa de citas / Lepoldo María Panero / Mi padre
Casa de citas / Lepoldo María Panero / Poeta
Casa de citas / Lepoldo María Panero / La familia
Casa de citas / Lepoldo María Panero / Virgo
Casa de citas / Lepoldo María Panero / El infierno
Casa de citas / Leopoldo María Panero / Los locos son los otros


DE OTROS MUNDOS


sábado, 20 de agosto de 2016

Casa de citas / Leopoldo María Panero / La familia




Leopoldo María Panero
LA FAMILIA


A mí no me llevó a la cárcel ni al manicomio la droga. No. Fue la familia. Por culpa de la familia me he intentado matar. Una vez me intenté suicidar en la cárcel. Fue porque me peleé con uno y me metieron en una celda de castigo durante veinte días. Me colgué con un cacho de tela del forro de la chaqueta. Pero no resistió y me pegué una leche. He intentado suicidarme varias veces en mi vida. Pero no lo he conseguido. Después de todo, me gusta la vida.


David Barba
100 españoles y el sexo
Random House Mondadori, Barcelona, 2009, p. 232





FICCIONES
Casa de citas / Lepoldo María Panero / Mi padre
Casa de citas / Lepoldo María Panero / Poeta
Casa de citas / Lepoldo María Panero / La familia
Casa de citas / Lepoldo María Panero / Virgo
Casa de citas / Lepoldo María Panero / El infierno
Casa de citas / Leopoldo María Panero / Los locos son los otros

DE OTROS MUNDOS



viernes, 19 de agosto de 2016

Casa de citas / Leopoldo María Panero / Poeta

Foto de Ramón de la Rocha
Poster de T.A.
Leopoldo María Panero
POETA

A los cinco años comencé a hacer poemas. Mis padres se asustaron mucho. Pensaban que era un niño monstruoso.


David Barba
100 españoles y el sexo
Random House Mondadori, Barcelona, 2009, p. 232




FICCIONES
Casa de citas / Lepoldo María Panero / Mi padre
Casa de citas / Lepoldo María Panero / Poeta
Casa de citas / Lepoldo María Panero / La familia
Casa de citas / Lepoldo María Panero / Virgo
Casa de citas / Lepoldo María Panero / El infierno
Casa de citas / Leopoldo María Panero / Los locos son los otros

DE OTROS MUNDOS

jueves, 18 de agosto de 2016

Casa de citas / Leopoldo María Panero / Mi padre

Ilustración de T.A.

Leopoldo María Panero

MI PADRE

Mi padre era más macho que Dios. Cuando estaba borracho la tomaba conmigo y con mi madre. Me daba unas palizas de muerte. El representaba a España, al franquismo y a la represión. Pero no consiguió imponerme nada.

David Barba
100 españoles y el sexo
Random House Mondadori, Barcelona, 2009, p. 232






FICCIONES
Casa de citas / Lepoldo María Panero / Mi padre
Casa de citas / Lepoldo María Panero / Poeta
Casa de citas / Lepoldo María Panero / La familia
Casa de citas / Lepoldo María Panero / Virgo
Casa de citas / Lepoldo María Panero / El infierno
Casa de citas / Leopoldo María Panero / Los locos son los otros

DE OTROS MUNDOS

miércoles, 17 de agosto de 2016

Casa de citas / Harold Bloom / Hans Christian Andersen

Hans Christian Andersen

Harold Bloom
HANS CHRISTIAN ANDERSEN

Andersen inventó lo que en los últimos doscientos años se ha llamado “literatura infantil”, pero después de unas cuantas historias tempranas, lo que escribe ya no sólo es para niños, como no lo son tampoco Kafka y Gogol. Más bien, Andersen escribió para niños extraordinariamente inteligentes de todas las edades, de 9 a 90 años.


Hans Christian Andersen / El yesquero (Cuento en español)
Hans Christian Andersen / The tinder-box (Cuento en inglés)
Hans Christian Andersen / Le briquet (Cuento en francés)
Hans Christian Andersen / L'acciarino (Cuento en italiano)

Hans Christian Andersen / A caixa de fósforos (Cuento en italiano)


martes, 16 de agosto de 2016

Casa de citas / Harold Bloom / Rowling y King


Harold Bloom
ROWLING Y KING

Yo no veo diferencia alguna entre la literatura para niños y la buena o magnífica escritura para niños extremadamente inteligentes de todas las edades. J. K. Rowling y Stephen King escriben igual de mal; son titanes apropiados para nuestra nueva Edad Oscura de las Pantallas: computador, cine, televisión. Una y otra vez uno exhorta a los niños de todas las edades a que lean y relean a Andersen y a Dickens; a Lewis Carroll y a Edward Lear, en vez de a Rowling y a King. 

En ocasiones, cuando digo esto en público, me preguntan: ¿no es mejor leer a Rowling y a King, y después avanzar a Andersen, Dickens, Carroll y Lear? La respuesta es pragmática: nuestro tiempo aquí es limitado. Necesariamente uno lee y relee a expensas de otros libros. Si viviéramos varios siglos, quizá tendríamos vida y tiempo suficientes para hacerlo, pero el principio de realidad nos obliga a elegir.





lunes, 15 de agosto de 2016

Casa de citas / Oscar Wilde / Miseria




Oscar Wilde
MISERIA

No hay misterio tan grande como la miseria.

Oscar Wilde
El Príncipe Feliz
Traducción de Jorge Luis Borges
Gadir, Madrid, 2009, p. 50