martes, 22 de octubre de 2019

lunes, 21 de octubre de 2019

Casa de citas / Lana Turner / Yo quería tener un marido


Lana Turner



Lana Turner
YO QUERÍA TENER UN MARIDO
Yo quería tener un marido y siete hijos, pero acabé teniendo una hija y siete maridos.
El lado oscuro de 12 grandes iconos de Hollywood



Comencé queriendo un marido y siete hijos, pero terminé al contrario.

My goal was to have one husband and seven children, but it turned out to be the other way around.







Casa de citas / Lana Turner / Un caballero



Lana Turner


Lana Turner
UN CABALLERO
Un caballero no es más que un lobo paciente.

A gentleman is simply a patient wolf.


Casa de citas / John Cusack / Hollywood




John Cusack
HOLLYWOOD

Una casa de putas donde la gente se vuelve loca.

El lado oscuro de 12 grandes iconos de Hollywood

domingo, 20 de octubre de 2019

Triunfo Arciniegas / Diario / with another glass eye

Con Alejandra, mi lazarillo


Triunfo Arciniegas
WITH ANOTHER GLASS EYE
20 de octubre de 2019

Desde el viernes, señoras y señores, con otro ojo de vidrio.

Como los carros viejos, cada vez con más repuestos.

Ojos de vidrio, pata de palo (de platino, en realidad) y corazón de piedra, me pregunto quién soy, qué queda de la versión original de este pobre bebedor de relámpagos.

No me alarma pero empiezo a preocuparme.


jueves, 17 de octubre de 2019

El perfume del viento en la Lista de Honor IBBY 2020



EL PERFUME DEL VIENTO 
en LA LISTA DE HONOR IBBY 2020 

Bella noticia. Este libro, que corre como el viento, se presentará en el IBBY 2020 en Moscú y en la Feria de Bologna en el 2021.
Premio de la Fundación Cuatro Gatos (Estados Unidos) y recomendado por Fundalectura, EL PERFUME DEL VIENTO hace parte del catálogo de narrativa colombiana contemporánea, Colombia Reading, y su traducción al inglés está a punto de publicarse en Estados Unidos.







miércoles, 16 de octubre de 2019

Triunfo Arciniegas / Diario / Premio Planeta


Triunfo Arciniegas
Premio Planeta
16 de octubre de 2019



En español debería hacer carrera una frase: "Más acomodado que el Premio Planeta". No significa que los premiados sean malos y menos en este caso: Javier Cercas (hoy 601. 000 euros más rico) y Manuel Vilas (ahora con los nada despreciables 150.250 euros más en su cuenta) son sin duda alguna muy buenos escritores. Lo que digo es que, como siempre, el premio se arregla tras bambalinas y constituye una burla para los centenares de escritores que cometen la ilusión de participar en el concurso. 

Se trata de una jugada absolutamente comercial. Planeta debería establecer un reconocimiento franco a los escritores, así, de frente, sin citar a otros centenares de ilusos, y repartir su dinero como se le diera la gana pero sin engaños.

La disputa entre los dos monstruos editoriales, Random y Planeta, es obvia. "El zarpazo de Planeta", podría titularse la noticia del premio. Al parecer, después de su poderosa y aclamada Ordesa, Manuel Vilas cambia Random por Planeta. Ahora se conforma con el papel de finalista (no le quedaba de otra ante un Javier Cercas plenamente establecido y reconocido como escritor) pero nada raro sería que en unos cuantos años lo tengamos de ganador.

Plata es plata, aquí y en todas partes.


martes, 15 de octubre de 2019

Casa de citas / Peter Handke / Madre IX



Peter Handke
Biografía
MADRE IX
Luego, por la noche, subí la escalera de casa. Subí de un salto varios escalones. Me reí infantilmente con un tono extraño, como si fuera ventrílocuo. Subí los últimos escalones corriendo. Arriba, loco de alegría, me golpeaba el pecho con el puño y me abrazaba a mí mismo. Luego, lentamente, consciente como alguien que tiene un extraordinario secreto, bajé las escaleras.
Peter Handke
Desgracia indeseada
Barcelona, Barral Editores, 1975, p. 87



DE OTROS MUNDOS




Casa de citas / Peter Handke / Madre VIII



Peter Handke
Biografía
MADRE VIII
Nevaba tan fuertemente, que uno no podía acostumbrarse y continuamente miraba al cielo para ver si cesaba. Las velas se apagaron una tras otra y nadie las volvió a encender más. Recordé haber leído varias veces, que alguien contraía en un entierro la postrera enfermedad mortal.

Peter Handke
Desgracia indeseada
Barcelona, Barral Editores, 1975, p. 87



DE OTROS MUNDOS




lunes, 14 de octubre de 2019

Casa de citas / Peter Handek / Madre VII



Peter Handke
Biografía
MADRE VII
El ritual del entierro por la fin la despersonalizó a ella y nos alivió a todos. Bajo una densa nevada caminamos detrás de los restos mortales. En los formularios religiosos bastaba con insertar su nombre: "Nuestra hermana..." Sobre los abrigos caía la cera de las velas, que más tarde habría que quitar con la plancha.

Peter Handke
Desgracia indeseada
Barcelona, Barral Editores, 1975, p. 87



DE OTROS MUNDOS




Casa de citas / Peter Handke / Madre VI



Peter Handke

Biografía
MADRE VI
Después la fotografiaron. ¿De qué lado parece más hermosa? "El lado dulce de la muerte."
Peter Handke
Desgracia indeseada
Barcelona, Barral Editores, 1975, p. 87



DE OTROS MUNDOS




domingo, 13 de octubre de 2019

Casa de citas / Peter Handke / Madre V

Ilustración de Triunfo Arciniegas


Peter Handke
Biografía
MADRE V
La mañana del entierro me quedé largo rato solo con el cadáver en el cuarto. Por una vez coincidía mi sentimiento personal con la generalizada costumbre de velar a los difuntos. Incluso el cuerpo muerto me dio la impresión de estar terriblemente solo y necesitado de amor. Pronto sentí de nuevo el aburrimiento y miré el reloj. Me había propuesto permanecer junto a ella por lo menos una hora. Debajo de los ojos tenía la piel muy arrugada, en la cara todavía había gotitas del agua bendita con la que había sido ungida. Las tabletas le habían hinchado ligeramente el vientre. Comparé las manos cruzadas sobre su pecho con un punto fijo lejano, para ver si, a pesar de todo, respiraba. Ya no tenía arrugas entre el labio superior y la nariz. El rostro se había tornado hombruno. A veces, después de observarla mucho rato, no sabía en qué pensar más. Entonces el aburrimiento llegó a su punto culminante y únicamente me quedé de pie, divagando al lado de la muerta. Pero, a pesar de ello, cuando pasó la hora, no quise salir y me quedé en la habitación con ella, dejando que el tiempo transcurriese. 
Peter Handke
Desgracia indeseada
Barcelona, Barral Editores, 1975, p. 86



DE OTROS MUNDOS




Casa de citas / Peter Handke / Madre IV

Elizabeth Catlett [1915]
Cartas, 1986

Peter Handke
Biografía
MADRE IV
Escribió cartas de despedida a todos sus familiares. No sólo sabía lo que hacía, sino también por qué no podía hacer otra cosa. "No lo comprenderás", le escribió a su marido. "Pero no puedo pensar en seguir viviendo." A mí me escribió una carta certificada y, además, urgente con una copia de su testamento. "Varias veces me he puesto a escribir pero no hallé ningún consuelo, ninguna ayuda." Las cartas no sólo estaban fechadas como de costumbre, sino que, además, señalaba el día de la semana: "jueves, 18-11-71". 
Al día siguiente fue a la capital de la provincia en autobús y, con la receta sin fecha límite, que le había extendido el médico de cabecera, se agenció aproximadamente cien pequeñas tabletas para dormir. A pesar de que no llovía se compró un paraguas rojo con un lindo mango algo curvo. 
Al atardecer regresó en un autobús que normalmente iba vacío. Aún la vió alguna que otra persona. Se dirigió a su domicilio, cenó en la casa de al lado, donde vivía su hija. Todo como de costumbre. "Incluso hicimos chistes."
Luego se asomó a su propia casa, se sentó con el hijo menor delate del televisor. Vieron una película de la serie "Cuando el padre con el hijo".
Mandó al niño a dormir y se quedó sentada con el televisor en marcha. El día anterior había ido a la peluquería y se había dejado hacer la manicura. Apagó el televisor, fue al dormitorio y colgó su traje de chaqueta marrón en el armario. Se tomó todas las tabletas para dormir, mezcladas con algunos anti-depresivos. Se puso su braga higiénica a al que agregó algunos paños y otras dos bragas más; con un pañuelo de cabeza se ató fuertemente la mandíbula y se acostó, sin enchufar la manta eléctrica, con un camisón largo hasta los tobillos. Se estiró y se puso una mano sobre la otra. En la carta, que, por lo demás, sólo disponía disposiciones para su entierro, concluía diciendo que se sentía completamente tranquila y feliz de dormirse por fin en paz. Pero yo estoy seguro de que no es cierto.
Peter Handke
Desgracia indeseada
Barcelona, Barral Editores, 1975, pp. 82-83



DE OTROS MUNDOS




sábado, 12 de octubre de 2019

Casa de citas / Peter Handke / Madre III



Mujer triste
Kingman Eduardo

Peter Handke

Biografía
MADRE III
Se volvió insensible, no se acordaba de nada más, ni siquiera reconocía ya los objetos habituales de la casa. A su regreso del colegio, el hijo menor encontraba sobre la mesa, cada vez con más frecuencia, papelitos donde ponía que se había ido a dar una vuelta, que debería hacerse bocadillos, o ir a comer a la casa de la vecina. Estos papelitos, arrancados de una libreta de ahorro, se fueron amontonando en el cajón. 
Ya no podía hacer de ama de casa. Amanecía con el cuerpo dolorido. Dejaba caer todo al suelo y ella misma quería dejarse caer junto con los objetos. 
Las puertas le obstruían el camino; parecía que a su paso llovía moho de las paredes. 
Cuando miraba la televisión no comprendía nada. Movía una mano tras otra para no dormirse.
A veces en los paseos se olvidaba de sí misma.
Peter Handke
Desgracia indeseada
Barcelona, Barral Editores, 1975, p. 70



DE OTROS MUNDOS




Casa de citas / Peter Handke / Madre II



Peter Handke 
Biografía
MADRE II
Una vez, el verano pasado, cuando estuve en su casa, la encontré tirada en la cama, con una expresión tan desconsoladora que no me atreví a acercarme a ella. Como en un jardín zoológico, allí yacía la forma carnal y animal del abandono. Daba pena ver cuán escandalosamente se mostraba; toda ella estaba distorsionada, descompuesta, y me miraba desde lejos como si yo fuera su corazón vejado, igual que Karl Rossmann, el fogonero humillado por todos, del cuento de Kafka. Asustado y mohíno salí rápidamente de su habitación. 
A partir de ese momento tomé verdaderamente en serio a mi madre. Hasta ahí siempre la había olvidado, a lo sumo alguna vez sentía una punzada al pensar en la idiotez de su vida. Ahora ella me instaba a aceptarla físicamente; se tornó corporal y viva, y su estado se podía experimentar de forma tan palpable que, en algunos instantes, yo formaba parte de él.

Peter Handke
Desgracia indeseada
Barcelona, Barral Editores, 1975, p. 69



DE OTROS MUNDOS




Casa de citas / Peter Handke / Madre I



Peter Handke

Biografía
MADRE I
Ella nunca huyó. Supo reconocer cuál era su lugar. "Sólo espero que los niños sean mayores." Un tercer aborto, esta vez con fuerte hemorragia. Poco antes de cumplir cuarenta años quedó otra vez embarazada. Ya no le era posible abortar de nuevo y tuvo que parir el crío.

Peter Handke
Desgracia indeseada
Barcelona, Barral Editores, 1975, p. 52



DE OTROS MUNDOS



viernes, 11 de octubre de 2019

Casa de citas / Peter Handke / Criminal

Peter Handke


Peter Handke
Biografía
CRIMINAL
Cuando escribo me siento como un criminal que ha encontrado el modo de cometer sus crímenes.

Peter Handke, Prix Nobel de littérature 2019 / « Quand j'écris, je me sens comme un criminel »




FICCIONES
Casa de citas / Peter Handke / Madre I

DE OTROS MUNDOS

jueves, 10 de octubre de 2019

Triunfo Arciniegas / Diario / Peter Handke, Premio Nobel 2019

Trece títulos de Peter Handke
Fotografía de Triunfo Arciniegas

Triunfo Arciniegas
PETER HANDKE, PREMIO NOBEL 2019
10 de octubre de 2019

Peter Handke, escritor prolífico y polémico, es muy conocido entre nosotros. En un viaje por tierra de Bogotá a Medellín, leí hace mucho más de veinte años una novela suya que me maravilló, Desgracia impeorable, que antes se llamaba Desgracia indeseable. Desde entonces compro sus libros en una y otra parte. Abundan, por suerte. En general, sus libros son breves y no tan fáciles de leer.

El Nobel siempre será una sorpresa. Tantos autores que murieron sin este reconocimiento. Y tantos desaciertos de la Academia, aunque esta vez dio en el blanco. Felicidades, Peter Handke.

De Olga Tokarczuk, la escritora premiada con el Nobel 2018, no sé casi nada. Muy leída en su país y traducida a numerosas lenguas, el año pasado ganó el prestigioso Man Brooker. Nunca la he leído. Pero si pertenece a esa gran literatura polaca, me interesa, y mucho. Esta es otra función del Nobel: no sólo consagrar autores sino descubrirlos para el gran público.


martes, 8 de octubre de 2019

Triunfo Arciniegas / Diario / Mi comadre



Triunfo Arciniegas
MI COMADRE
8 de octubre de 2019

La muerte, lobo hambriento, sigue rondando. Ayer murió Gladys Rivera, una persona muy querida en la familia. Generosa y servicial como pocas, de una absoluta dedicación al prójimo. Entre otras cosas, mi comadre. Deja cuatro hijos, mayores, todos profesionales, y un viudo, mi compadre Humberto, amigo de toda la vida. Gladys y Humberto mantuvieron una sólida y envidiable relación de cuarenta y ocho años. Anoche mi compadre decía que ojalá Gladys le pudiera enviar un mensaje por el celular para contarle que allá todo es muy bonito.

lunes, 7 de octubre de 2019

Casa de citas / Frank Sinatra / España

Frank Sinatra con Ava Gardner

Frank Sinatra
ESPAÑA

Nunca volveré a este puto país de fascistas.



En 1964, Frank Sinatra se encontraba en Málaga rodando El coronel Von Ryan. Durante una entrevista con un periodista del diario Pueblo en el Hotel Pez Espada, el cantante tuvo un altercado con la actriz cubana Ondina Canibano, que fue inmortalizado por el fotógrafo del periódico. Sinatra arrebató la máquina de fotos al reportero y la reventó contra el suelo, hecho que fue denunciado a la Guardia Civil, dos de cuyos agentes se personaron en el establecimiento para detener al cantante. Sinatra se atrincheró en su habitación y la cosa se fue complicando hasta tal punto que el cantante y actor fue multado y expulsado del país. Antes de abandonar España Sinatra pronunció la lapidaria frase.
¿Cuál fue la reacción? “Nunca volveré a este puto país de fascistas” puso punto final a los enfrentamientos de Sinatra con las autoridades franquistas. Antes había desafiado a la autoridad, se había negado a declarar en comisaría, había obligado a intervenir a la embajada estadounidense en España y, según se cuenta, también escupió en un retrato de Franco que había en dependencias policiales. Teniendo en cuenta cómo se las gastaba la dictadura, la expulsión fue una medida que beneficiaba a todos y evitaba problemas mayores. En todo caso, Sinatra regresó a España para actuar en el Santiago Bernabéu en 1986 y en el Palau Sant Jordi en 1992. Para unos eso es una prueba de que el cantante rompió su promesa; para otros, era la constatación de que ya no éramos un país fascista.


Frank Sinatra acompañado por el director del hotel Pez Espada de Málaga Robert Aletti en el ascensor del propio establecimiento. Sinatra llegó a la España franquista en 1964 y fue expulsado.
Frank Sinatra acompañado por el director del hotel Pez Espada de Málaga Robert Aletti en el ascensor del propio establecimiento. Sinatra llegó a la España franquista en 1964 y fue expulsado.

domingo, 6 de octubre de 2019

Casa de citas / Victoria Beckham / España huele a ajo

David Beckham fichó por el Madrid en 2003 por 35 millones de euros. 
Estuvo en España hasta 2007. Victoria ha confesado que no se adaptó muy bien a la vida en la capital.

Victoria Beckham
España huele a ajo


En 2003, David Beckham y su familia se trasladaron a vivir a Madrid. Ni el futbolista ni los hijos del matrimonio, que tuvieron que cambiar de trabajo, colegio y amigos, vivieron el cambio como algo demasiado traumático. No se puede decir lo mismo de Victoria, que no acabó de adaptarse al país. Además de demostrar en diferentes ocasiones su descontento por estar en Madrid en lugar de en Londres o Nueva York, la cantante llegó a afirmar que “España huele a ajo” o “aquí las cosas van más lentas".
¿Cuál fue la reacción? España fue un clamor de indignación. Con el orgullo herido, los españoles no ahorraron improperios a la conocida como "spice girl pija" que, consciente del revuelo provocado, declaró posteriormente: “Jamás pronunciaría una frase tan ofensiva”. En junio de 2007, el diario The Times hizo referencia al hecho, lo que confirma que no fue una invención de la prensa española. En todo caso y aprovechando la anécdota, la página web del ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social publicó un texto titulado “España huele a ajo”, en el que se explicaba la importancia de ese alimento en la cultura española y se daba una receta de sopas de ajo por si alguien, incluida Victoria Beckham, quiere cocinarlas en su casa.



sábado, 5 de octubre de 2019

Casa de citas / Forrest Gump




Tom Hanks interpreta el papel de 'Forrest Gump'.

Diez frases de ‘Forrest Gump’ que han sobrevivido al paso del tiempo

Se cumplen 25 años del estreno de la película dirigida por Robert Zemeckis y protagonizada por Tom Hanks


El País
Madrid, 23 de septiembre de 2019
El director Robert Zemeckis no había conseguido un éxito significativo después de la tercera entrega de Regreso al futuro. Su suerte, sin embargo, cambió en septiembre de 1994, cuando llegó a las salas de cine de Estados Unidos Forrest Gump, la película que cuenta la trepidante vida de un joven con problemas mentales, que arrasó en la gala de los Oscar de ese año y que hoy se ha convertido en un icono de la cultura y del cine en el mundo.
Estas son 10 de las frases más recordadas de la película que, desde hace 25 años, forman parte del léxico y del imaginario colectivo de los cinéfilos del mundo.
1. Mamá dice que la vida es como una caja de bombones: nunca sabes lo que te va a tocar.



2. Puede que yo no sea muy listo, pero sí sé lo que es el amor.



3. Mamá decía que puedes saber mucho de las personas por los zapatos que usan. A dónde van, en dónde estuvieron.



4. Por supuesto que todos somos diferentes, Forrest. Si Dios hubiese querido que fuéramos iguales, nos habría puesto a todos aparatos en las piernas.



5. La verdad, aunque yo siempre iba corriendo, nunca pensé que eso me llevara a ningún lado.



6. Alguien dijo que la paz del mundo estaba en mis manos, pero yo solo jugué al pimpón.



7. Yo no sé si mamá tenía razón o si la tiene el teniente Dan. Yo no sé si todos tenemos un destino, o si estamos flotando casualmente como en una brisa. Pero yo creo que pueden ser ambas, puede que ambas estén ocurriendo al mismo tiempo.



8. Yo no sé mucho de casi nada.



9. Mi madre decía que tienes que dejar atrás el pasado antes de seguir adelante.



10. ¡Corre, Forrest! ¡Corre!