miércoles, 17 de octubre de 2018

Triunfo Arciniegas / Diario / Roberto Burgos Cantor

Roberto Burgos Cantor
Bogotá, 2010
Foto de Triunfo Arciniegas

Triunfo Arciniegas
Roberto Burgos Cantor
17 de octubre de 2018

Era fácil de tratar, sin la típica arrogancia de los intelectuales. Un caballero que supo mantener vivo el asombro de los niños y con quien se podían celebrar los asuntos elementales de la vida. De amena y amable conversación, de un delicado sentido del humor. Más que al escritor, el admirable escritor, vamos a extrañar la maravillosa persona que era.

Alguna vez fui editor o asesor editorial o, con más exactitud, sufridor editorial. María Fernanda Paz-Castillo y yo soñamos un libro, Los días del asombro, para que nueve escritores colombianos hablaran de sus ciudades. Nueve amigos. A Roberto Burgos le correspondió, por supuesto, Cartagena de Indias. Nos entregó un texto perfecto que me hechizó de principio a fin, y menos mal que fue así porque era tal el respeto con el escritor que no hubiera podido rechazar o modificar una sola línea. Sólo un mal editor puede afirmar tal cosa. Mafe, que no es mala, señaló un par de cosas que Roberto resolvió de inmediato. Estos editores, por Dios. El libro me sirvió, entre otras cosas, para saber qué no voy a ser en mi próxima vida.

Fui su chofer en Cúcuta. Con Juan Manuel Roca, Ramón Illán Bacca y Alberto Barrera Tyszka recorrimos las calles del centro. Alberto buscaba antros de perdición pero no supe encontrarlos. Roberto se reía de ambos. Le asombraba tanto el tamaño de La Bronco que conducía como de las botas que había comprado para visitar La Patagonia. En nuestros encuentros siempre me preguntó por la camioneta y aún tengo pendiente el viaje al fin del mundo. Me queda la imagen de Roberto y otro escritor jugueteando en la piscina del hotel Bolívar con una bellísima poeta. Creo que pretendían ahogarla.

En estos días estuve recorriendo sus territorios, buscando apartamento, desde Belalcázar hasta La Soledad y Teusaquillo, y pasé más de una vez frente al edificio donde vivía. Quise llamarlo para tomarnos un café pero no encontré su número en mi nuevo celular. Me dije que debía llamar a Jaime Echeverri, uno de sus amigos, pero lo dejé pasar, y ahora ese café quedó aplazado para siempre.

Queda el consuelo de su obra pero, por bueno que sea, me digo, no hay libro que remedie el vacío. Sin Roberto Burgos, sin su presencia caribe y marina, en este triste día los vientos en el patio andan más perdidos que nunca, como mi corazón cubierto por el polvo de las horas sin consuelo.











viernes, 12 de octubre de 2018

Chuck Berry / You Never Can Tell



https://www.youtube.com/watch?v=CJs0PMVP3Bc
Chuck Berry 
You Never Can Tell 
Subtítulos en español

YOU NEVER CAN TELL
Written by Chuck Berry

It was a teenage wedding, and the old folks wished them well You could see that Pierre did truly love the mademoiselle And now the young monsieur and madame have rung the chapel bell, "C'est la vie", say the old folks, it goes to show you never can tell They furnished off an apartment with a two room Roebuck sale The coolerator was crammed with TV dinners and ginger ale, But when Pierre found work, the little money comin' worked out well "C'est la vie", say the old folks, it goes to show you never can tell They had a hi-fi phono, boy, did they let it blast Seven hundred little records, all rock, rhythm and jazz But when the sun went down, the rapid tempo of the music fell "C'est la vie", say the old folks, it goes to show you never can tell They bought a souped-up jitney, 'twas a cherry red '53, They drove it down New Orleans to celebrate their anniversary It was there that Pierre was married to the lovely mademoiselle "C'est la vie", say the old folks, it goes to show you never can tell



https://www.youtube.com/watch?v=RoDPPgWbfXY
Chuck Berry 

You Never Can Tell

https://www.youtube.com/watch?v=KeKPkGflDB4

Chuck Berry

You Never Can Tell (Lyrics)



https://www.youtube.com/watch?v=PgM_iGz7Xy8&t=17s

YOU NEVER CAN TELL

(C'EST LA VIE)

by Chuck Berry
Versión de Aaron Neville
Album: "The Grand Tour" (1993)
Pulp Fiction by Tarantino
John Travolta y Uma Thurman

domingo, 7 de octubre de 2018

Triunfo Arciniegas / Diario / 52 libros





Triunfo Arciniegas
52 libros
Bogotá, 7 de octubre de 2018

Nunca antes había conseguido tantos libros en un solo día: 52. Le debo el milagro a Irene Vasco. La verdad, no entiendo cómo alguien puede desprenderse de los libros así. Yo no podría. Ni de uno solo. Nada más regalo libros repetidos, y a menudo los he comprado con este propósito. Los demás se quedan conmigo. La biblioteca, a diferencia de las mujeres, no te abandona.

Fui a la casa de Irene ayer, por la ruta equivocada, y tuve que caminar una media hora, hasta que me sorprendió la lluvia. Irene me recibió con un pocillo de café y la mesa repleta de maravillas: Camus, Joyce, Balzac, Steinbeck, Tabucchi, Kundera, Boccaccio, Baudelaire, Borges, Peter Hanke, Lévi Straus, Mirjam Pressler, Virginia Woolf, Javier Marías, Vargas Llosa, entre otros. Dieciocho kilos, según mis cálculos, que rebosaron el morral y la bolsa verde de las emergencias. Estábamos mirando las fotos de la casa de placer que Irene tiene en Tolú, La Alegría, cuando llegó Leopoldo, su esposo. Conversamos y un rato y me despedí, ligero como el viento, con mis otros dieciocho kilos de feliz sobrepeso. Tomé un taxi a La Soledad: doce mil pesos, tal como dijo Irene.

Estaba rendido porque empecé la jornada a medianoche. Terminé la primera lectura de la versión 25 de la novela, Dulce animal de compañía, ahora sí el título definitivo. Todo un récord porque imprimí hace dos días, después dos o tres de limpieza. Me ha gustado mucho el trabajo de la versión 24, cuando todavía se llamaba Amor perdido, por la bellísima canción que interpreta María Luisa Landin y que es el fondo de una escena fundamental. Toda la versión ha sido producto de este viaje, pues salí de Pamplona con la novela limpia, lista para entregarla a la editora. Pero en el primera vuelo, de Cúcuta a Bogotá, revisé la primera de las seis partes. En el segundo, de Bogotá a Medellín, la segunda. Revisiones de altura, por supuesto. Y me quedé toda la tarde en el hotel del Poblado revisando la tercera. No salí ni a la esquina, no fui a la Fiesta del Libro. Al día siguiente, antes de mediodía, me recogieron en la puerta del hotel y me llevaron al Limonar, para un encuentro con niños. Y de nuevo al hotel a trabajar. Era viernes. Seguí encerrado en el Alejandría hasta el sábado. No sólo renuncié la Fiesta del Libro sino al jacuzzi. Se me derramó la tinta de un lapicero en bolsillo del pantalón y, como dormí con ropa, rendido, manché las lujosas sábanas de la cama king size que deben costar un ojo de la cara. Me costó horas solucionar el percance, al final con la generosa ayuda de un par de camareros. En la tarde del sábado fui a la feria con Octavio Escobar, alojado en el mismo hotel, la cumplí con el segundo compromiso, la charla con Quesadas sobre los misterios prohibidos para adultos. Octavio yo desayunamos juntos el sábado y el domingo, en el hotel, y juntos fuimos a las charlas de Darío Jaramillo Escobar y Michael Connelly. Octavio presentó y dirigió la charla con Connelly, un tipazo. Me firmó tres de sus novelas y le tomé unas cuantas fotos. El mismo domingo me cambié de hotel, y uno o dos días después había terminado la primera lectura de la versión 24. Coroné las dos restantes en Bogotá, imprimí la 25 y aquí estoy, a punto de iniciar la segunda lectura, en la madrugada del domingo.

Cuando terminé la primera lectura, esta mañana, me hice el desayuno y fui hasta Servientrega con un paquete de libros. Caminé por La Soledad hasta el apartamento de la Chiquita.  Confrontamos nuestras erratas en una hora, discutiendo y festejando una por otra, y coincidimos en la mayoría. Yo soy un aprendiz pero ella es una profesional. De eso vive, entre otras cosas. Confío en su ojo de águila. Además, es la segunda vez que revisa la novela. No tengo con qué pagar tanta generosidad.

Atiendo el celular y Jaime Echeverri, refiriéndose a la mi novela, dice: "Se le nota el oficio"·






sábado, 6 de octubre de 2018

Triunfo Arciniegas / Diario / Hablando solo




Triunfo Arciniegas
HABLANDO SOLO
Bogotá, 6 de octubre de 2018

Hablo solo en Bogotá. Pienso en voz alta mientras camino. No es raro. Con o sin el celular encendido, la gente habla sola en Bogotá. En un pueblo, pasarían por locos. Aquí no importa.

En los pueblos uno siempre tiene con quien hablar. El tiempo va despacio, sin el afán de las distancias. Uno puede detenerse y conversar sin miedo de perder el autobús o una cita.

La ciudad es un montón de voces que nunca se encuentran.



jueves, 4 de octubre de 2018

Triunfo Arciniegas / Diario / Cuestión de títulos

Dulce animal de compañía
Bogotá, 4 de octubre de 2018


Triunfo Arciniegas
Cuestión de títulos
Bogotá, 4 de octubre de 2018

La novela ya tiene su título definitivo, Dulce animal de compañía. Desde enero se había llamado Amor perdido, por la canción de María Luisa Landín que suena como fondo en una escena fundamental, contada en dos capítulos de diferentes secciones (seis en total). Tuvo una serie de títulos: Pequeños cadáveres, Mujer de niebla, Bestias, Pequeñas bestias. También fueron títulos opcionales Su olor de bestia acorralada, No te veré morir, Fantasmas, Malparido amor, Puto amor. Imagino que con los dos últimos títulos los editores se caerían de culo. "El amor es puto" lee la niña Renata en un muro aunque no puede entender a cabalidad el sentido de la frase. "Malparido amor", grita Daniel en la peor noche en su vida. "Fantasmas", de todas maneras, es el título de la segunda de las dos partes de la novela. "No te veré morir", un título que le gustó a Jaime Echeverri, es un verso del poema más famoso de Idea Vilariño. La frase, "Su olor de bestia acorralada", sigue en la novela. "Pequeñas bestias" o "Pequeños cadáveres" fueron desechados por mi oficio de escritor para niños: no quiero confundir al lector. Con "Mujer de niebla", en 2002, me gané un premio regional. "Bestias" es un título que todavía me gusta. Todos los títulos encajan, diría que todos tratan de la malparidez del amor. En otras palabras, la tusa, el despelote, el luto, el doloroso tránsito de un amor a otro.












martes, 2 de octubre de 2018

Triunfo Arciniegas / Diario / Extraña respuesta




Triunfo Arciniegas
EXTRAÑA RESPUESTA
Bogotá, 2 de octubre de 2019

Le digo al vendedor de mangos callejero, en pleno y peligroso centro de Bogotá, que no deje el celular tan expuesto, y su respuesta es enseñarme el cuchillo.


lunes, 1 de octubre de 2018

Charles Aznavour / Hier encore




Charles Aznavour
HIER


Hier encore J'avais vingt ans Je caressais le temps Et jouais de la vie Comme on joue de l'amour Et je vivais la nuit Sans compter sur mes jours Qui fuyaient dans le temps J'ai fait tant de projets Qui sont restés en l'air J'ai fondé tant d'espoirs Qui se sont envolés Que je reste perdu Ne sachant où aller Les yeux cherchant le ciel Mais le coeur mis en terre Hier encore J'avais vingt ans Je gaspillais le temps En croyant l'arrêter Et pour le retenir Même le devancer Je n'ai fait que courir Et me suis essoufflé Ignorant le passé Conjuguant au futur Je précédais de moi Toute conversation Et donnais mon avis Que je voulais le bon Pour critiquer le monde Avec désinvolture Hier encore J'avais vingt ans Mais j'ai perdu mon temps A faire des folies Qui ne me laissent au fond Rien de vraiment précis Que quelques rides au front Et la peur de l'ennui Car mes amours sont mortes Avant que d'exister Mes amis sont partis Et ne reviendront pas Par ma faute j'ai fait Le vide autour de moi Et j'ai gâché ma vie Et mes jeunes années Du meilleur et du pire En jetant le meilleur J'ai figé mes sourires Et j'ai glacé mes pleurs Où sont-ils à présent A présent mes vingt ans?



https://www.youtube.com/watch?v=bHokx2L1wi4

Charles Aznavour 

Hier encore







viernes, 21 de septiembre de 2018

jueves, 20 de septiembre de 2018

Chuck Berry / Johnny B. Goode (1958)



https://www.youtube.com/watch?v=B2-c0vZbPsQ
Chuck Berry
Johnny B. Goode
(1958)

Johnny B. Good
by Chuck Berry
Deep down Louisiana close to New Orleans Way back up in the woods among the evergreens There stood a log cabin made of earth and wood Where lived a country boy named Johnny B. Goode Who never ever learned to read or write so well But he could play the guitar just like a ringing a bell Go go Go Johnny go Go Go Johnny go Go Go Johnny go Go Go Johnny go Go Johnny B. Goode He used to carry his guitar in a gunny sack Go sit beneath the tree by the railroad track Oh, the engineerswould see him sitting in the shade Strumming with the rhythm that the drivers made People passing by they would stop and say Oh my that little country boy could play Go go Go Johnny go Go Go Johnny go Go Go Johnny go Go Go Johnny go Go Johnny B. Goode His mother told him "Someday you will be a man, And you will be the leader of a big old band. Many people coming from miles around To hear you play your music when the sun go down Maybe someday your name will be in lights Saying Johnny B. Goode tonight." Go go Go Johnny go Go go go Johnny go Go go go Johnny go Go go go Johnny go Go Johnny B. Goode


https://www.youtube.com/watch?v=htuT-3v0hJU

Johnny B Goode 

(Slash Guitar Solo)

Guns N Roses

Wells Fargo Center Philadelphia 10/8/17

Johnny B Goode (Slash Guitar Solo), Guns N Roses, Wells Fargo Center, Philadelphia, PA; October 8th, 2017; Not In This Lifetime Tour, 1st night of the US Arena Tour




lunes, 17 de septiembre de 2018

Marlene Dietrich / Milva / Lili Marleen



https://www.youtube.com/watch?v=hZAV4hsP5WU

Marlene Dietrich

Lili Marleen


Vor der Kaserne Vor dem großen Tor Stand eine Laterne Und steht sie noch davor So woll'n wir uns da wieder seh'n Bei der Laterne wollen wir steh'n |: Wie einst Lili Marleen. :| Unsere beide Schatten Sah'n wie einer aus Daß wir so lieb uns hatten Das sah man gleich daraus Und alle Leute soll'n es seh'n Wenn wir bei der Laterne steh'n |: Wie einst Lili Marleen. :| Schön rief der Posten Sie blasen Zapfenstreich Das kann drei Tage kosten Kam'rad, ich komm sogleich Da sagten wir auf Wiedersehen Wie gerne wollt ich mit dir geh'n |: Mit dir Lili Marleen. :| Deine Schritte kennt sie, Deinen zieren Gang Alle Abend brennt sie, Doch mich vergass sie lang Und sollte mir ein Leids gescheh'n Wer wird bei der Laterne stehen |: Mit dir Lili Marleen? :| Aus dem stillen Raume, Aus der Erde Grund Hebt mich wie im Traume Dein verliebter Mund Wenn sich die späten Nebel drehn Werd' ich bei der Laterne steh'n |: Wie einst Lili Marleen. :|

https://www.youtube.com/watch?v=Vs8EI9BAdKI&index=10&list=RD7MalI7RUkIU

Milva

Lili Marleen

(1990)



https://www.youtube.com/watch?v=D-szCTIE4q0




https://www.youtube.com/watch?v=4iozcfAeZzELale Andersen 

Lale Andersen 

1939

Lili Marlene (original German version)




miércoles, 12 de septiembre de 2018

Invitaciones del Triunfo / Fiesta del Libro de Medellín 2018


París, 2017


MISTERIOS PROHIBIDOS PARA ADULTOS

Sábado 15 de septiembre
6:30
Salón Restrepo, Jardín Botánico





Casa de citas / Yoani Sánchez / Poder y redes sociales


Yoani Sánchez
PODER Y REDES SOCIALES


Las herramientas que una vez dieron voz a los ciudadanos se han ido transformando en un canal para que los autoritarismos entronicen sus discursos. Asimilaron que en estos tiempos de posverdad, un tuit repetido hasta el cansancio resulta más efectivo que colocar vallas en la carretera o pagar por espacios publicitarios.
Los regímenes totalitarios han pasado a la ofensiva en la web. Les tomó algo de tiempo darse cuenta de que podían usar las mismas redes que sus opositores, pero ahora lanzan a los policías informáticos contra sus críticos. Lo hacen con la misma metódica precisión con que han vigilado por años a sus disidentes y controlado la sociedad civil de sus naciones.
Desde hackeos de sitios digitales hasta la creación de falsos perfiles de usuarios, los Gobiernos antidemocráticos están probando todo aquello que les ayude a imponer matrices de opiniones favorables a su gestión. Cuentan a su favor con la irresponsable ingenuidad con que muchas veces se comparte contenido en el ciberespacio.



martes, 11 de septiembre de 2018

Casa de citas / Yoni Sánchez / Populismo y redes sociales



Yoani Sánchez
POPULISMO Y REDES SOCIALES


Con cierta suspicacia primero y con mucho oportunismo más tarde, los populistas han encontrado en Internet un espacio para difundir sus promesas y captar adeptos. Se valen del increíble altavoz que brinda el mundo virtual y colocan las trampas de su demagogia, en la que quedan atrapados miles de internautas.




lunes, 10 de septiembre de 2018

Casa de citas / Eduardo Galeano / La carta y la vida

Eduardo Galeano
según Sciammarella


Eduardo Galeano
LA CARTA Y LA VIDA



En cierto día de octubre de cada año, sonaba el teléfono en la casa de Mirta Colángelo:
—Hola, Mirta. Soy Jorge Pérez. Ya te imaginás por qué te llamo. Hoy hace dieciséis años que encontré aquella botella. Te llamo, como siempre, para celebrarlo.
Jorge había perdido el empleo y las ganas de vivir, y andaba caminando su desdicha entre las rocas de Puerto Rosales, cuando encontró una de esas naves de la flota que los alumnos de Mirta arrojaban, cada año, a la mar. Dentro de cada botella, había una carta.
En la botella que encontró Jorge, la carta, muy mojada pero todavía legible, decía:
—Me llamo Martín. Tengo ocho anios. Busco un amigo por los caminos del agua.
Jorge la leyó y esa carta le devolvió la vida.



domingo, 9 de septiembre de 2018

Casa de citas / Eduardo Galeano / Sueños




Eduardo Galeano
SUEÑOS


Los cuerpos, abrazados, van cambiando de posición mientras dormimos, mirando hacia aquí, mirando hacia allá, tu cabeza sobre mi pecho, el muslo mío sobre tu vientre, y al girar los cuerpos va girando la cama y giran el cuarto y el mundo. "No, no -me explicás creyéndote despierta-. Ya no estamos ahí. Nos mudamos a otro país mientras dormíamos."

Eduardo Galeano
Días y noches de amor y de guerra
Era, México, 1983, p. 31