miércoles, 28 de junio de 2017

Triunfo Arciniegas / Diario / Serge Gainsbourg, canalla y alquimista

Serge Gaingbourg
Poster de T.A.

Triunfo Arciniegas
Serge Gaingsbourg, canalla y alquimista
Ciudad de México, 27 de junio de 2017


Era feo, tímido y melancólico. Alguien lo recuerda encorvado y con el pecho hundido. Sus compañeros de colegio se burlaban de su aspecto físico, aislándolo aún más en la terrible soledad. Aparte de pintor frustrado,  era fumador y alcohólico. Pero tuvo en sus brazos a las mujeres más bellas de su época. Brigitte Bardot y Jane Birkin fueron dos de ellas.

Las bellas se rendían a la bestia. “Para él es como una revancha. Estuvo tantos años retraído, inseguro, sin atreverse a nada, que el darse cuenta de que esas mujeres se enamoran de él, le desean y le quieren es como una revancha”, explica Felipe Cabrerizo. 

https://www.youtube.com/watch?v=VFnIfPqhis4
Serge Gainsbourg y Brigitte Bardot

Era un provocador, un irreverente, un canalla. El Papa prohibió alguna de sus canciones y Serge Gainsbourg lo considero su mejor publicista. Era un canalla, pero ninguna de sus mujeres habló mal de él. Incluso después de la relación, les reservaba sus mejores canciones.

Porque fue un magnífico compositor. Un alquimista de las palabras, como dice Felipe Cabrerizo, recurriendo a "temas nuevos, términos en inglés, la introducción de nuevas sonoridades, un vocabulario rico, los dobles sentidos".

De su paso por esta tierra de nadie nos quedan dos imágenes que en en cierto punto se contradicen y en otro se complementan. En la primera imagen es un hombre solitario en un bar, con una copa en una mano y un cigarrillo en la otra, mientras amanece en las calles de París. Pero también fue el hombre que amó a bellas mujeres y el hombre amado por bellas mujeres, el mago, el encantador de serpientes. Y con esta imagen nos quedamos. Lleva de la mano a Jane Birkin, medio desnuda y feliz, medio dormida, en la alquimia del enamoramiento.


DE OTROS MUNDOS


No hay comentarios: