viernes, 27 de abril de 2018

Triunfo Arciniegas / Diario / Sobre la malparidez




Triunfo Arciniegas
SOBRE LA MALPARIDEZ
Bogotá, 27 de mayo de 2018

El salario mínimo del venezolano del Socialismo del siglo XXI es de un millón cuatrocientos mil bolívares. ¿Qué compra con semejante miseria cuando un kilo de carne vale un millón de bolívares? Hagan cuentas, señores. Un pan, doscientos mil bolívares. Un refresco, ciento ochenta mil bolívares. ¿Qué le queda al pobre venezolano? Veinte mil bolívares, que no alcanzan ni para una cebolla.

Un imbécil publicó hace poco que todos los venezolanos tenían una pensión asegurada, pero se le olvidó precisar la cuantía y para qué sirve en Venezuela la miserable cuantía. Y tampoco es segura esa pensión, que apenas alcanzará para el Ibuprofeno. Perdón, en Venezuela no hay remedios. Comida tampoco.


Venezuela era el país más rico de Latinoamérica y el chavismo lo transformó en el más miserable. Con la inflación más alta del mundo, la corrupción más descarada y una criminalidad desatada, es una espantosa calamidad que ya llevó a más de siete millones de personas al exilio.

Así que el venezolano tiene que sobrevivir durante el mes con un kilo de carne, un pan y un refresco, sin pagar arriendo ni transporte, sin enfermarse, sin aliviarse ni un dolor de muelas, sin útiles de aseo, sin lavar la ropa porque no le alcanza ni para el jabón.

Colombiano, vote por Petro, fiel chavista, para que conozca la malparidez.





1 comentario:

LAURA SOFIA IBAÑEZ DURAN dijo...

Menos mal casi nadie lee este blog.