miércoles, 26 de agosto de 2015

Casa de citas / Vargas Llosa / Stieg Larsson

Lisbeth Salander


Mario Vargas Llosa

STIEG LARSSON
BIOGRAFÍA

Comencé a leer novelas a los 10 años y ahora tengo 73. En todo ese tiempo debo haber leído centenares, acaso millares de novelas, releído un buen número de ellas y algunas, además, las he estudiado y enseñado. Sin jactancia puedo decir que toda esta experiencia me ha hecho capaz de saber cuándo una novela es buena, mala o pésima y, también, que ella ha envenenado a menudo mi placer de lector al hacerme descubrir a poco de comenzar una novela sus costuras, incoherencias, fallas en los puntos de vista, la invención del narrador y del tiempo, todo aquello que el lector inocente (el "lector-hembra" lo llamaba Cortázar para escándalo de las feministas) no percibe, lo que le permite disfrutar más y mejor que el lector-crítico de la ilusión narrativa.

¿A qué viene este preámbulo? A que acabo de pasar unas semanas, con todas mis defensas críticas de lector arrasadas por la fuerza ciclónica de una historia, leyendo los tres voluminosos tomos de Millennium,unas 2.100 páginas, la trilogía de Stieg Larsson, con la felicidad y la excitación febril con que de niño y adolescente leí la serie de Dumas sobre los mosqueteros o las novelas de Dickens y de Victor Hugo, preguntándome a cada vuelta de página "¿Y ahora qué, qué va a pasar?" y demorando la lectura por la angustia premonitoria de saber que aquella historia se iba a terminar pronto sumiéndome en la orfandad. ¿Qué mejor prueba que la novela es el género impuro por excelencia, el que nunca alcanzará la perfección que puede llegar a tener la poesía? Por eso es posible que una novela sea formalmente imperfecta, y, al mismo tiempo, excepcional. Comprendo que a millones de lectores en el mundo entero les haya ocurrido, les esté ocurriendo y les vaya a ocurrir lo mismo que a mí y sólo deploro que su autor, ese infortunado escribidor sueco, Stieg Larsson, se muriera antes de saber la fantástica hazaña narrativa que había realizado.


Vargas Llosa / Stieg Larsson / Lisberth Salander debe vivir





1 comentario:

berta lucia estrada dijo...

¡Bingo! Por fin puedo leer tu blog sin que ese horrible virus me lo impida.
Me encanta leer esta nota que escribió Vargas Llosa sobre Larsson. Cuando publiqué una reseña sobre 1Q84 de Haruki Murakami, cuya obra me encanta, la he leído casi toda, dije que a mi modo de ver esta trilogía era un honor a Millenium. Te cuento que un lector me escribió furibundo, con esa agresividad machista que tienen muchos hombres cuando nos hablan a las mujeres, esa superioridad intelectual con las que se revisten para hacernos comprender que somos ignorantes q¡y que no sabemos de lo que hablamos. Me decía que él había hecho su tesis sobre Murakami y que era un insulto que yo comparara la obra en cuestión con la de Larsson. Lo que él no leyó, a lo mejor porque sólo le interesaba su propio discurso y por supuesto descalificar mi reseña, es que yo ya habían escrito una sobre Kafka en la orilla, en la cual decía que es una de los libros que más me han gustado.
Berta Lucía Estrada Estrada