martes, 31 de mayo de 2016

lunes, 30 de mayo de 2016

Triunfo Arciniegas / Diario / Johnny Depp y el arte de tronar

Johnny Depp y Amber Heard

Triunfo Arciniegas
Johnny Depp y el arte de tronar
30 de mayo de 2016

El arte de tronar sigue en pleno furor. Después de quince difíciles meses de matrimonio y en vez de una llamada, Johnny Depp le ha puesto a la bella Amber Heard un telefonazo en el rostro y, de paso, el punto final a la relación. Le saldrá caro, por supuesto. No hay acuerdo prenupcial y los abogados han caído como buitres sobre Amber Heard. Basta considerar una sola cifra: el año pasado Jonny Depp ganó treinta millones de dólares. ¿Oyen un rumor? Son los abogados que se orinan de la dicha.


Amber Heard


Hemos visto las fotos de Ambert Heard, protegida por un gorila ( el abogado o el guardaespaldas, para el caso, es lo mismo), vestida de negro y con el cabello lacio y despeinado, sin maquillaje (para no tapar el moretón, por supuesto): el vivo retrato de la víctima que sigue los típicos consejos de los asesores.

Amber Heard
El juez impartió una ridícula orden de alejamiento: los cónyuges están en continentes distintos. Y, por otro lado, Johnny Depp no se conoce como una persona violenta. Lily-Rose Depp, su hija, asegura que es la persona más dulce que conoce. Dos de las mujeres de su magnífico pasado, Lori Anne Allison y Vanessa Paradis, han salido en su defensa. ¿Dirán algo sus otros famosísimos amores, Winona Ryder y Kate Moss?

Al día siguiente de la agresión, es decir, unas horas después, Amber Heard publicó la foto de un encuentro de amigas. Se le ve feliz y, aunque el cabello le cubre la mejilla, no se advierte el moretón.

La novela del divorcio apenas comienza.

sábado, 28 de mayo de 2016

Casa de citas / James Nachtwey / Mi testimonio



MY TESTIMONY
by James Nachtwey
Photos by James Nachtwey

I have been a witness, and these pictures are my testimony. The events I have recorded should not beforgotten and must not be repeated.


MI TESTIMONIO
James Nachtwey
Fotos de James Nachtwey

He sido un testigo, y estas imágenes son mi testimonio. Los sucesos que he grabado no pueden olvidarse y no deberían repetirse.




viernes, 27 de mayo de 2016

Casa de citas / Vargas Llosa / El exilio de Cabrera Infante




Mario Vargas Llosa
EL EXILIO DE CABRERA INFANTE

No fue una decisión fácil. Porque él amaba profundamente Cuba, y, en especial La Habana, todo lo que había en ella, principalmente la noche, los bares y los cabarets y las bailarinas y sus cantantes, y la música, el clima cálido, las avenidas y los parques —¡y sus cines!— por los que pasea incansablemente, recordando los episodios y las gentes asociados a esos lugares, como para que su memoria tomara debida cuenta de ellos en todos sus detalles, sabiendo que no volvería a verlos, y poder recordarlos más tarde con precisión en sus ensayos y ficciones. En efecto, es lo que hizo. Cuando por fin, luego de esos cuatro meses, gracias a Carlos Rafael Rodríguez, líder comunista con el que el padre de Cabrera Infante había trabajado en el partido muchos años, Guillermo consiguió salir de Cuba con sus dos hijas, rumbo a España y al exilio, se llevó con él su país y le fue fiel en todo lo que escribió. Pero nunca se resignó a vivir lejos de Cuba, ni siquiera en los momentos en que obtuvo los mayores reconocimientos literarios y vio cómo la difusión y el prestigio de su obra lo compensaban de la feroz campaña de denigración y calumnias de que fue víctima durante tantos años. Aunque decía que no, yo creo que nunca perdió la esperanza de que las cosas fueran cambiando allá en la isla y de que, algún día, podría volver físicamente a esa tierra de la que nunca había logrado desprenderse. Probablemente sus males se agravaron cuando, en un momento dado, tuvo que reconocer que no, que era definitivo, que nunca volvería y moriría en el exilio.





jueves, 26 de mayo de 2016

Triunfo Arciniegas / Diario / Retrato de Andrés Pastrana

Andrés Pastrana


Triunfo Arciniegas
Retrato de Andrés Pastrana
26 de mayo de 2016



Entre otras cosas, dice Eduardo Escobar de Andrés Pastrana, otro de nuestros patéticos políticos: "Usted, señor ex presidente, se parece cada vez más a lo que es desde el principio: a un roedor. Y parece un payaso viejo a quien jamás lo socorrió un buen chiste, un trujamán que nunca convocó a una feria que valiera la pena, el dueño de un circo malo que la gente va a chiflar ya que no la divierten, un bolerista puertorriqueño exento de sensibilidad".



Pocas veces había leído una vaciada tan contundente, tan merecida, tan bien hecha. Estos son los tipos que elegimos como gobernantes. Lo mismo, por otras razones y sin dejar de repetir algunos párrafos, podría decirse de Turbay, de Álvaro Uribe, de Juan Manuel Santos, de Gustavo Petro. No nos alcanzaría el día para conformar la lista completa. Tipos así, para desgracia nuestra, seguiremos eligiendo como gobernantes.





miércoles, 25 de mayo de 2016

Triunfo Arciniegas / Diario / Corrupción y cinismo



Triunfo Arciniegas
CORRUPCION Y CINISMO
25 de mayo de 2016

Salí a comprar el pollo del almuerzo y, en el televisor del carnicero, luego de anotar que ni siquiera descansan los domingos, un político precisó: "El noventa y nueve por ciento de la gente que hay en el Congreso es gente digna, trabajadora..." ¿Cambio de carnicero? ¿Le compro el televisor? ¿Me arrepiento de las barbaridades que he dicho de nuestros santos políticos? ¿Dedico este día a la oración y la penitencia? ¿Preparo el pollo?



martes, 24 de mayo de 2016

Casa de citas / Alberto Salcedo Ramos / La cita

Alberto Salcedo Ramos
Foto de Jorge Olmos Sgrosso

Alberto Salcedo Ramos
BIOGRAFÍA

LA CITA 


Hace veinte años iba caminando por Sevilla con José Manuel Camacho Delgado y Ariel Enrique Castillo Mier cuando fui retenido en la calle por una gitana de flor en la oreja.

Me dijo que antes de veinte años yo iba a tener una cita importante con el dinero. 





domingo, 22 de mayo de 2016

Casa de citas / El chavismo y la política del papel higiénico


Moisés Naím / Francisco Toro
EL CHAVISMO 
Y LA POLÍTICA DEL PAPEL HIGIÉNICO

Cuando un empresario venezolano que conocemos abrió un negocio en el oeste de Venezuela, hace 20 años, nunca imaginó que un día se enfrentaría a una pena de cárcel por culpa del papel higiénico en los baños de su fábrica. Sin embargo, Venezuela sabe convertir lo inimaginable del pasado en lo cotidiano del presente.

El calvario de Carlos comenzó hace un año, cuando el sindicato de la empresa empezó a insistir en el cumplimiento de una extraña cláusula de su convenio colectivo, según la cual los aseos de la fábrica tenían que disponer de papel higiénico en todo momento. El problema era que, dada la escasez creciente de todo tipo de productos básicos (desde arroz y leche hasta desodorante y condones), encontrar un solo rollo de papel higiénico era prácticamente imposible en Venezuela. Cuando Carlos por fin logró hacerse con una cantidad suficiente, sus trabajadores, como es comprensible, se lo llevaron a casa: encontrarlo en el mercado les resultaba igual de difícil que a él.
El robo de papel higiénico puede sonar a tomadura de pelo, pero para Carlos es un asunto grave: si no repone el producto infringe el convenio colectivo, lo que expone a la fábrica al riesgo de una huelga prolongada, que a su vez podría conllevar su nacionalización por parte del Gobierno de Nicolás Maduro. Así las cosas, recurrió al mercado negro, donde encontró una solución aparente: un proveedor capaz de entregar, de golpe, papel higiénico para varios meses. El precio era alto, pero no tenía elección: su empresa corría peligro. Por desgracia, conseguir suficiente papel higiénico no acabó con el calvario de Carlos.
En cuanto la entrega llegó a la fábrica, la policía secreta entró en escena. Se incautaron del papel higiénico y afirmaron que habían desbaratado una importante operación de acaparamiento, parte de la “guerra económica” respaldada por Estados Unidos que, según el Gobierno de Maduro, es la principal causante de la escasez. Carlos y tres de sus principales directivos se enfrentaban a un proceso penal y a una posible condena de cárcel. Y todo por el papel higiénico.

sábado, 21 de mayo de 2016

Casa de citas / Alberto Salcedo Ramos / Dieciséis años



Alberto Salcedo Ramos
BIOGRAFÍA
DIECISÉIS AÑOS
20 de mayo de 2016

Ayer se cumplieron 16 años de una de las experiencias más horribles que he vivido: el secuestro exprés del que fui víctima. Está narrado en mi crónica "La víctima del paseo", que escribí frenéticamente, de un solo tirón, dos días después del episodio. Entonces mi madre estaba hospitalizada y yo ignoraba que de ese hospital saldría muerta.

La noche de mi incidente quedé en un shock profundo. Recuerdo que al día siguiente, cuando fui al hospital a visitar a mi madre, hice esfuerzos muy grandes para fingir tranquilidad, pero ella supo de inmediato que algo malo pasaba. 

-¿Cierto que estás triste porque lo que tengo es cáncer, mijo?
Entonces ella aún desconocía su diagnóstico. Me sentí mal por no haberme mostrado lo suficientemente tranquilo para evitarle esa pena, y maldije a mis asaltantes. 

Pero ya los he perdonado. 

Cuando hice aquella crónica - que por nada del mundo releo - pensé que el mal sabor quedaría en el texto y que luego yo podría olvidarlo sin problemas. Pero ahora pienso que ese es un lujo exótico que no se nos permite a quienes tenemos buena memoria. 

Me seco las lágrimas y le mando un beso nostálgico a mi madre.


miércoles, 18 de mayo de 2016

Casa de citas / Albert Camus / Los jóvenes

Albert Camus

Albert Camus
LOS JÓVENES

Los jóvenes no saben que la experiencia es una derrota y que hay que perderlo todo para saber un poco.


Albert Camus, El revés y el derecho







martes, 17 de mayo de 2016

Nefer Hinojosa / Sobre la felicidad


Nefer Hinojosa
SOBRE LA FELICIDAD

A veces quisiera saber si todos son tan patológicamente felices como lo publican en sus redes sociales.


sábado, 14 de mayo de 2016

Triunfo Arciniegas / Diario / Los cinco años de Lupita



Triunfo Arciniegas
LOS CINCO AÑOS DE LUPITA
Cúcuta, 14 de mayo de 2016


Facebook me recuerda que EL ÚLTIMO VIAJE DE LUPITA LÓPEZ cumplió cinco años. Es uno de mis libros más amados, y más bonitos, incluso como objeto. Las ilustraciones de Henry González me parecen absolutamente preciosas. Carlos Fernando Sánchez Lozano y María Fernanda Paz Castillo, los editores, se lucieron, la verdad sea dicha.Y Camila Cesarino Costa, magnífica diseñadora, estuvo a la altura de su sabiduría, como siempre.

La edición de este libro fue larga y accidentada. Barco de Vapor, la colección de SM, en ese entonces parecía un barco a la deriva. Ahora, bajo la direccón de María Fernanda Paz, ha encontrado su rumbo y navega con buen viento.

EL ÚLTIMO VIAJE DE LUPITA, que no es sólo una historia para niños, trata de dos de los asuntos más graves que enfrentamos los seres humanos: la vejez y la muerte.

LUPITA, dedicado a Elia Crotte Franco por numerosas razones, es cosecha mexicana y se nota. México, sin duda, me enseñó otra manera de ver la muerte.




jueves, 12 de mayo de 2016

Casa de citas / Melba Escobar / La muchedumbre


Melba Escobar
LA MUCHEDUMBRE

Caminaba por la carrera Séptima con calle 22 cuando un hombre negro pasó corriendo y me arrancó el celular de las manos. Mi instinto me hizo gritar “¡Ladrón! ¡Cójanlo!”, sin pensar lo que vendría después. Más adelante un señor le hizo zancadilla, otro le lanzó una patada, de repente, en cuestión de segundos, ya no lo veía, un huracán de personas se amontonaban alrededor de él lanzando escupitajos, patadas, insultos. Entonces tuve miedo. Mucho miedo. No del hombre que ahora era víctima de linchamiento, si no de toda de esa gente furiosa, caníbal, ávida de destruir bajo el menor pretexto. Miedo también de mi misma por haber empezado con mi grito ese festín de violencia. Entonces corrí hacia el torbellino y empecé a gritar “¡Suéltenlo! ¡Suéltenlo, por favor!”. Lloraba. Dos minutos antes había gritado “¡Cójanlo!” Y ahora suplicaba que pararan. Al darme vuelta hacia la Séptima vi pasar una patrulla de Policía. Les hice señas. Se bajaron y enseguida despejaron la nube de linchadores. El hombre estaba en posición fetal. La mirada aterrada. La cara cubierta de sangre y la ropa sucia y salpicada. Lo levantaron. Me devolvieron mi teléfono y se lo llevaron. No sé qué habrá sido de él, supongo que tuvieron que dejarlo ir, al final, no había una denuncia en su contra. Siempre he pensado que de no haber pasado una patrulla él podría estar muerto.







martes, 10 de mayo de 2016

Triunfo Arciniegas / Filósofo de semáforo / Política II




Triunfo Arciniegas

POLÍTICA II


Ninguna ceremonia, ningún acto de perdón, ningún cargo político importante, nada borrará su condición de asesinos. Los muertos no retoñan: se quedan muertos. Los asesinos seguirán con sus manos manchadas de sangre aunque, como Lady Macbeth, se las laven en sueños. ¿Qué se puede esperar cuando los asesinos toman el poder?



Triunfo Arciniegas / Filósofo de semáforo / Política
Triunfo Arciniegas / Filósofo de semáforo / Política con asesor espiritual 
Triunfo Arciniegas / Filósofo de semáforo / Política I
Triunfo Arciniegas / Filósofo de semáforo / Política II
Triunfo Arciniegas / Filósofo de semáforo