sábado, 31 de enero de 2015

Casa de citas / Julio Ramón Ribeyro / Alida


Julio Ramón Ribeyro
ALIDA

30 de diciembre de 1978

Si mi unión con Alida fracasa algún día no será tanto por la oposición de nuestros caracteres como por la identidad de nuestros defectos. Su orden con mi desorden, su higiene con mi desaliño, su locuacidad con mi silencio, su sociabilidad con mi enclaustramiento, mal que bien han hecho buen ménage durante casi veinte años... Pero es nuestra común imprevisión y prodigalidad lo que nos pone en una situación en la que nuestra sociedad deja de ser viable. Ambos no tenemos la menor idea del ahorro, de la economía, de la intendencia de la casa y nos precipitamos inconsciente y casi desesperadamente hacia la ruina.

Nuestra táctica es la de la fuite en avant: mientras más deudas, más gastos. Es así que este año, en el que tanto ella como yo tuvimos entradas extras que nos hubieran permitido equilibrarnos, lo cerramos con un déficit monstruoso y para él cual no hay ningún Fondo Monetario Internacional que pueda refinanciar... Y como ambos somos ilusos -y por ello optimistas, a pesar de lo que se diga de mí- dejamos suceder las cosas con la esperanza de que mañana o el mes próximo realice ella el negocio o yo la obra que nos permitan salir a flote.




viernes, 30 de enero de 2015

Casa de citas / Julio Ramón Ribeyro / El diario ímtimo



Julio Ramón Ribeyro
EL DIARIO ÍNTIMO

29 de enero de 1954

Todo diario íntimo surge de un agudo sentimiento de culpa. Parece que en él quisiéramos depositar muchas cosas que nos atormentan y cuyo peso se aligera por el solo hecho de confiarlas a un cuaderno. Es una forma de confesión apartada del rito católico, hecha para personas incrédulas. Un coloquio humillante con ese implacable director espiritual que llevan dentro de sí todos los hombres afectos a este tipo de confidencias.

Todo diario íntimo es también un prodigio de hipocresía. Habría que aprender a leer entre líneas, descubrir qué hecho concreto ha dictado tal apunte o tal reflexión. Por lo general se analiza el sentimiento pero se silencia la causa.

Todo diario íntimo nace de un profundo sentimiento de soledad. Soledad frente al amor, la religión, la política, la sociedad. La mayor parte de los diaristas fueron solteros. Los hombres casados, activos, sociables, que desempeñen funciones públicas, difícilmente podrán llevar un diario, ocupados como están en vivir por y para los demás.

Todo diario íntimo es un síntoma de debilidad de carácter, debilidad en la que nace y a la que a su vez fortifica. El diario se convierte así en el derivativo de una serie de frustraciones, que por el solo hecho de ser registradas parecen adquirir un signo positivo.

En todo diario íntimo hay un problema capital planteado que jamás se resuelve y cuya no solución es precisamente lo que permite la existencia del diario. El resolverlo, trae consigo su liquidación. Un matrimonio logrado, una posición social conseguida, un proyecto que se realiza pueden suspender la ejecución del diario.

Todo diario íntimo se escribe desde la perspectiva temporal de la muerte. (Ahondar esta idea.)


jueves, 29 de enero de 2015

Casa de citas / Julio Ramón Ribeyro / Cenizas


Julio Ramón Ribeyro
CENIZAS

3 de junio de 1950

¿Por qué estaré hoy tan decepcionado? Sin dinero, sin éxitos, sin amores, mis días van cayendo como las hojas secas de un árbol. Rodeado de oscuridad, de cenizas. Hoy me siento incapaz de todo. Una pereza moral irresistible. Sólo ansío viajar. Cambiar de panorama. Irme donde nadie me conozca. Aquí ya soy definitivamente como han querido que sea. Conforme me aleje irán cayendo mis vestiduras, mis etiquetas y quedaré limpio, desnudo, para empezar a ser distinto, como yo quisiera ser. Pero, ¿adónde ir? Si llevo dentro de mí el germen de todo mi destino, ¿para qué hacer rodar por todos los paisajes, como un circo ambulante, el espectáculo de mi vida equivocada?

Julio Ramon Ribeyro / La tentación del fracaso




martes, 27 de enero de 2015

lunes, 26 de enero de 2015

Casa de citas / Patricia Highsmith / Sobre la escritura


Patricia Highsmith
Biografía
SOBRE LA ESCRITURA

Es sorprendente ver cuán a menudo una frase anotada en una libreta conduce inmediatamente a otra frase. Puede ocurrir que se desarrolle un argumento a medida que vas tomando notas.










Lea, además
BIOGRAFÍA DE PATRICIA HIGHSMITH





domingo, 25 de enero de 2015

Casa de citas / Patricia Highsmith / Espesar

Patricia Highsmith
Patricia Highsmith
Biografía
ESPESAR

¿Cómo se mejora un argumento? Mejorar o espesar un argumento consiste en crearle complicaciones al héroe o quizás a sus enemigos. Estas complicaciones tienen efecto cuando cobran forma de acontecimientos inesperados. Si el escritor es capaz de espesar el argumento y sorprender al lector, lógicamente, la trama mejora.



Lea, además





viernes, 23 de enero de 2015

Triunfo Arciniegas / Diario / Entre la libertad de expresión y la apología del terrorismo




Diario
Entre la libertad de expresión y la apología del terrorismo
22 de enero de 2014

Aquí hay algo que no entiendo. La caricatura de la izquierda se burla de los muertos egipcios y del mismo Corán y dice: "El Coran es una mierda. No detiene la balas". La caricatura de la derecha, que se burla de los muertos franceses y del periódico satírico, es una parodia de la primera y dice. "Charlie Hebdo es una mierda. No detiene las balas". Para no desentonar con el lenguaje, y disculpen, ambas me parecen una mierda. Pero mientras la primera caricatura se considera como ejercicio de la libertad de expresión, la segunda es "apología del terrorismo". ¿Todo depende de quién pone los muertos?




jueves, 22 de enero de 2015

Casa de citas / Federico García Lorca / Sed


Federico García Lorca
SED

Cuando se tiene sed, se agradece el agua.

Federico García Lorca
Yerma / Poeta en Nueva York
Yerma, acto tercero, cuadro segundo
Bruguera, Barcelona, 1981, p. 61


miércoles, 21 de enero de 2015

Casa de citas / Federico García Lorca / Recién paridas

Madre
Poster de T.A.
Federico García Lorca
RECIÉN PARIDAS

Yo tengo la idea de que las recién paridas están como iluminadas por dentro.

Federico García Lorca
Yerma / Poeta en Nueva York
Yerma, acto tercero, cuadro primero
Bruguera, Barcelona, 1981, p. 48



martes, 20 de enero de 2015

Casa de citas / Luis Buñuel / Federico García Lorca


Luis Buñuel
FEDERICO GARCÍA LORCA

De todos los seres humanos que he conocido, Federico fue el mejor. No me refiero a sus obras de teatro ni a su poesía, sino a él como persona. Él era su obra maestra.


lunes, 19 de enero de 2015

Casa de citas / Carlos Saura / Luis Buñuel

Luis Buñuel
Carlos Saura
LUIS BUÑUEL

Me queda el recuerdo de su trato personal y de una amistad que duró hasta su muerte. Siempre llevaba al cuello una Leica y preparaba sus películas al detalle. En Viridiana llega al extremo de especificar la situación de cada mendigo en la escena de la última cena. Le gustaba moralizar a su aire, estaba muy influido por Gracián. Fue un hombre extremadamente amable y de una educación exquisita. Era firme en sus convicciones, solitario, aunque de vez en cuando necesitaba la compañía de amigos. Era un gran conversador, misógino: no le gustaban las mujeres para conversar. Las respetaba, pero se sentía incómodo, era muy tímido con ellas. Su sentido del humor era excepcional tenía ese ingenio cazurro de los aragoneses. Era un sentido del humor muy chungo. Una cultura vastísima pero a la vez metía chistes baturros, muy elementales. No gustaba de participar en recogida s de premios. Aunque en el fondo le halagaba, porque era un hombre contradictorio. Un tipo muy racial de tipo celtíbero tirando a muy íbero.





domingo, 18 de enero de 2015

Casa de citas / Francisco Rabal / Luis Buñuel

Luis Buñuel
Salvador Dalí
Francisco Rabal
LUIS BUÑUEL

Fue un gran creador, por su físico parecía un hombre duro; pero era la persona más tierna que he conocido, era fiel a la amistad, a sus amigos, era muy puntual y con un gran sentido del humor, infantil y muy severo con sus hijos, parecía chapado a la antigua; desde el primer día que nos conocimos fuimos muy buenos amigos y nos llamamos tío y sobrino hasta su muerte.

sábado, 17 de enero de 2015

Casa de citas / Manuel Rodríguez Rivero / Citas no siempre citables

Borges
Poster de Triunfo Arciniegas
Manuel Rodríguez Rivero

Citas no siempre citables
Límites


Y, hablando de citas, ignoro si Monago se escribe sus discursos o si tiene a mano un letraherido encargado de buscarle las referencias culturales cosmopolitas (ya nadie se acuerda de Gabriel y Galán: “señol jues, pase usté más alanti” y toda aquella antigüedad) tan necesarias en la época de la globalización. En todo caso, en España nunca han proliferado esos estupendos diccionarios de quotations a los que son tan aficionados los anglohablantes y que sirven para todo tipo de rotos y descosidos. 
Universidades prestigiosas como Yale, Oxford o Cambridge publican periódicamente una nueva edición de los suyos, siendo muy consultados por quienes desean sembrar en sus discursos píldoras de sabiduría o gracejo ajenos. A veces esos vademécums corrigen citas mal citadas: Sherlock Holmes nunca dijo “elemental, mi querido Watson” y Rick Blaine nunca le pidió a su pianista “play it again, Sam”, al menos de ese modo. Y es que es muy habitual que la gente se invente citas ingeniosas y se las atribuya, con anécdota añadida, a autoridades famosas por su ingenio. 
En el mundo hispánico, Borges es, junto a Quevedo, uno de los autores a los que más se le atribuyen. Hace poco un amigo argentino, y fan de Sergio Chejfec, me contó una apócrifa del autor El Aleph según la cual a un acompañante que, durante un paseo, le daba la vara insistiéndole en que en los últimos cien años la humanidad había hecho grandes conquistas en el conocimiento del tiempo, Borges replicó que no le extrañaba, porque en los últimos cien metros él mismo había hecho grandes conquistas en el conocimiento del espacio. 
A propósito de tiempo y espacio, y de su carácter relativo, estos días abro de vez en cuando las páginas de Albert Einstein, el libro definitivo de citas (editorial Plataforma) y leo al azar alguna de las más de 1.500 del científico cuidadosamente documentadas y recogidas por temas y apartados (desde el patriotismo a los judíos, pasando por Dios o la educación). Mis preferidas son algunas de las más célebres: la que afirma que la imaginación es más importante que el conocimiento (mejor que lo diga un científico que un novelista) o que la diferencia entre la estupidez y el genio reside en que el genio tiene sus límites. Por cierto, a ver cuándo se atreve algún editor con las citas del presidente Monago, que quizás dieran para otro pequeño libro rojo de venta más limitada que el de Mao.
17 de enero de 2015


viernes, 16 de enero de 2015

Triunfo Arciniegas / Diario / Humor



Triunfo Arciniegas
¿¡HUMOR!?
12 de enero de 2015

Los globos dicen en francés "El Padre", "El hijo", "El Espíritu Santo", y se refieren, por supuesto, a la creencia cristiana de La Santísima Trinidad: tres seres distintos y un solo dios verdadero. No importa que uno crea o no, la cuestión es que la caricatura, violenta y sórdida, manda al culo la fe de la gente. Disculpen la expresión, pero no me se ocurre otra más precisa. Las referencias son claras: el Padre, con aureola y sandalias; el Hijo, con una corona de espinas, y pies y manos agujereados; el Espíritu Santo, un ojo y un triángulo. Se trata de símbolos sagrados para mucha gente. Símbolos reducidos a una escena vulgar.

Después de la vida misma, la parte más preciada de la gente es su espiritualidad. Tengo la libertad de creer o no, pero también considero que tengo el compromiso de respetar las creencias ajenas. La libertad implica respeto y en ningún caso me concede la licencia de manosear al otro. Si esto es humor, ¿en qué parte debo reírme?

¿Se trata de sarcasmo, de ironía, irreverencia? Más que eso, veo la arrogancia y la falta de consideración con el otro.







miércoles, 14 de enero de 2015

Casa de citas / Vargas Llosa / El hambre de irrealidad


Mario Vargas Llosa
EL HAMBRE DE IRREALIDAD

Todos los seres humanos soñamos con ser otros, con escapar a las estrechas fronteras dentro de las que discurre nuestra vida; por eso y para eso existen las ficciones —las novelas, las películas, los dramas, las óperas, las series televisivas, etcétera—, para satisfacer vicariamente el hambre de irrealidad que nos habita y nos hace soñar con vidas mejores o peores que la que estamos obligados a vivir.


Lea en Ficciones:



martes, 13 de enero de 2015

Casa de citas / Vargas Llosa / Xenofobia


Mario Vargas Llosa
XENOFOBIA

Hay que actuar con firmeza, sin complejos de inferioridad frente a los que representan el fanatismo, pero también respetando rigurosamente la legalidad que es tan importante como la libertad. Uno de los riesgos más graves de este horrible ataque terrorista es que va a estimular la xenofobia a los partidos extremistas que son tan peligrosos para la democracia como los fanáticos islamistas.

Este asesinato colectivo va a ganarles adherentes a organizaciones como el Frente Nacional y a todos los grupos y grupúsculos que quisieran destruir a Europa y retroceder a los países europeos a la época de los nacionalismos intolerantes y xenófobos. Hay que hacer un esfuerzo para impedir que esto ocurra y que Europa sea destruida tanto por sus enemigos como por quienes pretenden defenderla a través de otras formas de intolerancia y fanatismo.



Lea en Ficciones:
Casa de citas / Vargas Llosa


lunes, 12 de enero de 2015

Casa de citas / Vargas Llosa / Sobre las dictaduras



Mario Vargas Llosa
SOBRE LAS DICTADURAS

Las dictaduras no caen nunca gracias a la bonanza económica sino a su ineptitud para satisfacer las más elementales necesidades de la población y a que ésta, en un momento dado, se moviliza en contra de la asfixia política y la pobreza, descree en las instituciones y pierde las ilusiones que han sostenido al régimen.




sábado, 10 de enero de 2015

Casa de citas / Nabokov / Nuestra existencia


Vladimir Nabokov

NUESTRA EXISTENCIA

Nuestra existencia no es más que una breve rendija de luz entre dos eternidades de tinieblas. 

Vladimir Nabokov
Habla, memoria
Barcelona, Anagrama, 2011, p. 19


Casa de citas / Nabokov




martes, 6 de enero de 2015

Triunfo Arciniegas / Diario / Cumpleaños

María Herminia Cáceres

Triunfo Arciniegas
CUMPLEAÑOS
6 de enero de 2015

En este día sagrado mi madre, María Herminia Cáceres, hubiera cumplido setenta y cinco años. La buscaría esta tarde en la casa de alguna de mis hermanas y hablaríamos de las cosas de la vida, como siempre.

lunes, 5 de enero de 2015

Casa de citas / Javier Marías / Sobre la caducidad de las desgracias



Javier Marías

SOBRE LA CADUCIDAD DE LAS DESGRACIAS

Es otro de los inconvenientes de padecer una desgracia: al que la sufre los efectos le duran mucho más de lo que dura la paciencia de quienes se muestran dispuestos a escucharlo y acompañarlo, la incondicionalidad nunca es muy larga si se tiñe de monotonía. Y así, tarde o temprano, la persona triste se queda sola cuando aún no ha terminado su duelo o ya no se le consiente hablar más de lo que todavía es su único mundo, porque ese mundo de congoja resulta insoportable y ahuyenta. Se da cuenta de que para los demás cualquier desdicha tiene fecha de caducidad social, de que nadie está hecho para la contemplación de la pena, de que ese espectáculo es tolerable tan sólo durante una breve temporada, mientras en él hay aún conmoción y desgarro y cierta posibilidad de protagonismo para los que miran y asisten, que se siente imprescindibles, salvadores, útiles. 

Javier Marías
Los enamoramientos
México, Alfaguara, 2011, pp. 85 - 86

Biografía de Javier Marías



domingo, 4 de enero de 2015

Casa de citas / Javier Marías / Espectro



Javier Marías

ESPECTRO

Se le veía frágil, como un espectro reciente que vacila y no se ha convencido aún de serlo.

Javier Marías
Los enamoramientos
México, Alfaguara, 2011, p. 64

Biografía de Javier Marías



sábado, 3 de enero de 2015

Casa de citas / Javier Marías / Cuando uno ha sido abandonado



Javier Marías

CUANDO UNO HA SIDO ABANDONADO

Cuando uno ha sido abandonado, se puede fantasear con un retorno, con que al abandonador se le hará la luz un día y volverá a nuestra almohada, incluso si sabemos que ya nos ha sustituido y que está enfrascado en otra mujer, en otra historia, y que sólo va a acordarse de nosotras si de pronto le va mal con la nueva, o si insistimos y nos hacemos presentes contra su voluntad e intentamos preocuparlo o ablandarlo o darle lástima o vengarnos, hacerle sentir que nunca se librará de nosotras del todo, que no queremos ser un recuerdo menguante sino una sombra inamovible que lo va a rondar y acechar siempre; y hacerle la vida imposible, y en realidad hacerlo odiarnos.

Javier Marías
Los enamoramientos
México, Alfaguara, 2011, pp. 61 - 62

Biografía de Javier Marías